Balanz University

¿Qué son las acciones?22/08/20226m

Mail-iconWhatsapp-iconLinkedin-icon

El primer instrumento que se nos viene a la mente cuando pensamos en invertir en el mercado de valores son las acciones, así que, si estás pensando en dar el primer paso y entrar al mundo financiero, este artículo es para vos.

A continuación, te contamos todo lo que necesitás saber para invertir de manera fácil y segura.

¿Qué son las acciones y cuál es su finalidad?

Las acciones son títulos o valores que representan una parte proporcional o alícuota del capital social de una compañía, es decir, al adquirir una acción estamos comprando una pequeña porción de una empresa y nos convertimos en socios de esta.

Cuando una empresa tiene la necesidad de financiarse, ya sea para expandirse o para mejorar su situación económica, puede optar por solicitar un préstamo bancario, emitir obligaciones negociables, librar pagarés o emitir acciones y venderlas en el mercado de valores, entre otras alternativas.

En el caso de que decida emitir acciones, la firma busca sumar socios que aporten nuevo capital y estén dispuestos a asumir el riesgo del negocio. Esto distingue el financiamiento con acciones de las otras alternativas, en las cuales los aportantes asumen el rol de acreedores.

Tengamos en cuenta que el capital de las empresas se divide en "porciones" llamadas "acciones", que se pueden ofrecer al público inversor en el mercado de capitales, previa autorización de la Comisión Nacional de Valores (CNV).

De esta manera, los inversores pueden comprarlas para hacer rendir su capital y, con la adquisición de las acciones, obtienen los derechos y obligaciones correspondientes a las mismas.

Entonces, una acción es un instrumento financiero que cumple con dos finalidades. Por un lado, cubrir la necesidad de la empresa emisora de obtener liquidez y financiación para expandir su negocio o cubrir deudas, mejorando su situación económica. Por otro lado, la del inversor que busca oportunidades en el mercado de capitales para hacer crecer su patrimonio.

 

¿Qué tipos de acciones existen?

Existen 3 tipos de acciones: las acciones ordinarias, las acciones privilegiadas y las acciones preferentes.

  • Acciones ordinarias: son las más habituales, otorgan derechos económicos y políticos, como por ejemplo derecho a votar en la asamblea, donde cada acción tiene derecho a un voto.
  • Acciones privilegiadas: son acciones ordinarias que tienen derecho a más de un voto en la asamblea.
  • Acciones preferentes: tienen ciertos privilegios económicos (como cobro de dividendos asegurados) pero menos derechos políticos, pues salvo circunstancias especiales carecen de derecho a voto en las asambleas de accionistas.

Precio de las acciones

Inicialmente, las acciones tienen un valor que se calcula en base al capital total aportado por los socios de la compañía dividiéndolo por la cantidad de acciones que se quieran emitir. Por ejemplo, si el capital de una empresa es de $1.000.000 y quiere emitir 100 acciones, el valor inicial de cada acción sería de $10.000 por valor nominal.

Sin embargo, una vez que se encuentran disponibles para su negociación en la bolsa, el precio puede ir variando según el interés de compra y venta por parte de los inversores.

Por lo tanto, el precio de mercado puede cambiar en función de la oferta y la demanda de las acciones, donde las expectativas respecto del desempeño futuro de la empresa cobran un rol protagónico, haciendo que habitualmente la cotización de la acciones se aleje de su valor libro (el que surge de la contabilidad de la empresa).

La apertura del capital social de las empresas para hacer oferta pública de sus acciones está supervisada por la entidad competente en cada país y debe cumplir con ciertos requisitos que la normativa vigente establece. En Argentina, el organismo que autoriza la oferta pública de acciones y regula el mercado de capitales es la Comisión Nacional de Valores.

¿Cómo se compran las acciones?

Actualmente, participar del mercado de valores es más accesible que años atrás, sin embargo, de la mano de Balanz, no solamente es accesible, sino también rápido, seguro y simple.

El primer paso para comprar una acción es tener una cuenta comitente. Si aún no tenés cuenta en ningun broker, podés abrirla en Balanz haciendo click acá.

 

Desde la plataforma de Balanz se pueden comprar acciones de empresas que cotizan en el mercado argentino, como también acciones que cotizan en Estados Unidos, a estas últimas se accede a través de los Certificados de Depósitos Argentinos (CEDEAR) que negocian en el mercado local.

Ganancias de las acciones

La ganancia de la inversión en acciones se puede generar de dos formas. Mediante lo que se llama ganancia de capital y/o vía cobro de dividendos.

La ganancia de capital surge por la venta de la acción a un precio mayor al que se compró inicialmente. El inversor compra la acción y espera que el precio de cotización suba para luego venderla y hacerse de esa diferencia en el precio.

Por otro lado, algunas empresas brindan la posibilidad de que sus accionistas ganen dinero por medio del cobro de dividendos. Cuando una empresa obtiene beneficios según su contabilidad, la asamblea puede decidir repartir una parte de estos a sus accionistas o reinvertirlos en el negocio. Si decide distribuir sus ganancias entre los accionistas, esta distribución se materializa bajo la forma de dividendos.

Es importante tener en cuenta que las acciones son instrumentos de inversión de renta variable. Esto significa que no hay una promesa concreta de pago por parte de la empresa emisora a los tenedores de sus acciones. La empresa tendrá “expectativa” de obtener ciertas ganancias, pero los resultados futuros que obtendrá finalmente dependerán de la evolución del resultado de su negocio (que puede ser mayor o menor a lo esperado, e incluso pueden llegar a ser negativos).

Entonces, en ninguno de los dos casos la ganancia es conocida de antemano, ya que depende de factores como el rendimiento futuro de la empresa, el estado general de economía, el tipo de mercado alcista o bajista, las expectativas y hasta las emociones de los inversores.

Derechos y Obligaciones de las acciones ordinarias 

Cuando se compran acciones se están adquiriendo ciertos derechos y obligaciones dentro de los cuales podemos mencionar los siguientes:

  • El derecho de transmisibilidad de las acciones, esto es la posibilidad de comprarlas y venderlas en el momento que se desee.
  • El derecho de conocer toda información relevante que impacte en el resultado presente o futuro de la empresa. Tengamos en cuenta que las compañías con capital abierto al público inversor están obligadas a brindar en forma pública este tipo de información.
  • El derecho a recibir dividendos (cuando corresponde este beneficio).
  • El derecho a participar y votar de las asambleas de accionistas.
  • El derecho de suscripción preferente y de acrecer, es decir, si salen nuevas acciones a la venta, los accionistas preexistentes tienen prioridad para comprarlas en función de su participación accionaria.
  •  La obligación de responder por los compromisos contraídos por la empresa "hasta el capital aportado".

Como mencionamos anteriormente, las acciones son instrumentos de renta variable. Suelen ser atractivas para inversores que están dispuestos a tolerar riesgo alto con el objetivo de obtener mayores ganancias.

Acciones de valor o value stocks

Las acciones de valor o value stocks son acciones que corresponden a compañías grandes y maduras. Lo que las hace menos riesgosas y volátiles que las empresas más jóvenes.

Pueden brindar rendimientos continuos, pero no muy altos, ya que su capacidad de crecimiento es limitada.

La mayoría de estas empresas distribuyen dividendos regularmente.

Su precio de cotización tiende a ser menor al que obtenemos si lo relacionamos con los fundamentos de la empresa que representa. Al permanecer en la cartera del inversor por un largo tiempo, podrá darle una ganancia de capital al alcanzar su valor de mercado potencial.

Acciones de crecimiento o growth stocks

Son acciones emitidas por aquellas compañías que han demostrado un crecimiento más rápido que el promedio de las empresas en un período de tiempo determinado. 

Este tipo de compañías demuestra una rentabilidad positiva relativamente alta del capital invertido. Esta es la ventaja comparativa que presentan frente a otras alternativas de inversión. 

Se trata muchas veces de empresas que han comenzado a cotizar en el mercado y sus productos o servicios son novedosos y se encuentran en pleno período de crecimiento. 

Muchas veces la decisión de este tipo de empresas de no pagar dividendos está asociada a la necesidad de reinvertir los beneficios para un mayor crecimiento de la compañía. 

Su rentabilidad está dada por el incremento del precio en el mercado. 

Artículo escrito por Balanz University

Artículos relacionados


¿Sabés que tipo de inversor sos?

Conocelo realizando el test del inversor y accedé a la cartera de instrumentos recomendada para tu  perfil.

Cambiá tu forma de ahorrar

© 2022 Balanz Todos los derechos reservados.