Balanz University

¿Cuáles son las diferencias entre el trading y la inversión en valor?31/08/20225m

Mail-iconWhatsapp-iconLinkedin-icon

El trading y la llamada inversión en valor son dos estrategias diferentes para ganar dinero. Cada una de ellas presenta ventajas y desventajas.  No son excluyentes entre sí y la preferencia entre una u otra dependerá de nuestro perfil como inversores, nuestro conocimiento del mercado, tiempo disponible y objetivos de inversión.

Resulta conveniente conocer ambas formas invertir, pues ello nos ayudará a elegir aquella que nos resulte más cómoda y que mejor se adapte a nuestro perfil inversor para operar en la bolsa.

En el mundo bursátil hay lugar para aquellos que buscan un rendimiento predecible, como para aquellos que intentan ganarle al mercado y desde Balanz te contamos las características y diferencias de ambos enfoques.

¿Qué es el Trading?

El trading es la compra-venta de activos financieros a corto y mediano plazo, cuya finalidad es lograr una ganancia a través de dichas transacciones. Esta forma de operar persigue capturar los beneficios de las subas o caídas de los precios mediante operaciones intradiarias o en períodos cortos de tiempo.

Cuando los precios están en alza la estrategia más convencional consiste en detectar el mejor momento para comprar barato y luego vender caro.

Cuando los precios están a la baja surgen estrategias como la de vender en corto, que consiste en vender activos financieros tomados en préstamo, con la expectativa de recomprarlos más baratos, cancelar el préstamo de valores y obtener un rendimiento por la diferencia de precio a favor.

 

¿Qué es una inversión en valor?

Esta estrategia consiste en la adquisición de un activo para conservarlo por un plazo relativamente largo de tiempo. Warren Buffet, por ejemplo, es una de las personas más ricas del mundo y un destacado inversor en valor. Él suele decir que elige invertir en acciones que le gustaría conservar para toda la vida.

 

¿Qué perfiles de inversores existen? ¿Cómo se relacionan estas estrategias con el perfil del inversor?

Existen tres perfiles de inversores: conservador, moderado y audaz. Para saber qué tipo de inversor sos, ingresá a nuestro test y descubrirlo rápidamente.

Quienes hacen trading, en general, tienen un perfil más bien audaz. Estos inversores buscan obtener retornos altos de corto plazo, tomando riesgos que también son elevados.

Quienes invierten en valor, suelen tener un perfil moderado a audaz. La exposición al riesgo suele ser menor que en el trading, ya la inversión se basa en estudios más rigurosos. Además, el trading conlleva un sin número de apuestas arriesgadas en forma permanente, ampliando el número de posibilidades en los que podemos ganar o perder dinero.

Quienes invierten en valor están dispuestos a esperar un largo período de tiempo para ver materializado su objetivo de retorno, y esta espera conlleva riesgos: pueden cambiar las condiciones macroeconómicas que afectan la inversión, suceder cambios tecnológicos que impacten significativamente en los retornos de una determinada industria en la que han invertido, entre otros acontecimientos.

 

Diferencias: Plazo, Análisis, Beneficio y Costos

Plazo

Como mencionamos, el trading se caracteriza por realizar operaciones dentro de un corto y mediano plazo. Un trader elige activos que tienen mucha fluctuación, es decir, que son volátiles y con altos niveles de liquidez (muchas compras y ventas en un corto tiempo).

Hay cuatro estilos de trading, que dependen del tiempo que se desea mantener un activo en la cartera:

  • Scalping: corresponde a operaciones que se realizan rápidamente, incluso hasta en minutos.
  • Day Trading: estas son operaciones que se abren y cierran en el transcurso del día, sin mantener posiciones abiertas para el día siguiente.
  • Swing Trading: las operaciones pueden durar de días hasta semanas, en la búsqueda de comprar a un precio bajo y seguir las tendencias hasta que el precio suba.
  • Position Trading: este estilo mantiene sus posiciones por más tiempo, que pueden ser de meses o años, también guiados por las tendencias.

Por su parte, un inversor en valor busca comprar activos para conservarlos por un largo plazo. Está dispuesto a esperar años a que su inversión crezca, pudiendo sostener sus posiciones incluso durante las crisis. Los inversores son más pacientes y muy cuidadosos en los análisis previos que realizan antes de comprar los valores negociables.

 

Análisis

Teniendo en cuenta la diferencia de plazos, también se utilizan diferentes tipos de análisis de los activos a adquirir, lo cual determina qué se va a comprar y cuándo.

Un trader utiliza análisis técnico, esto es un método que estudia los movimientos de las cotizaciones de un activo a través de gráficos, tendencias, indicadores y osciladores que se basan en los precios de los activos.

El precio y el volumen negociado son los únicos insumos que toma el análisis técnico para identificar patrones en el comportamiento de las cotizaciones y tratar de definir el momento oportuno para la compra o la venta. Los traders utilizan este tipo de análisis, que busca identificar tendencias, comportamientos o patrones del pasado en los precios, considerando que se pueden repetir en el futuro y, así tratar de predecir el siguiente movimiento.

En cuanto a los inversores en valor, suelen diferenciarse quienes invierten en acciones de aquellos que eligen determinados sectores, economías o mercados en los que invertir, a través de exchange-traded fund (ETF) o fondos comunes de inversión (FCI). En nuestro mercado se puede invertir en ETF a través de certificados de depósito argentinos (CEDEAR).

Lo más habitual es que los inversores en valor inviertan en renta variable, sin perjuicio de que puedan diversificar riesgo sumando algunos instrumentos de renta fija a su portafolio

Los inversores en valor que eligen invertir en acciones aplican análisis fundamental. Este método busca determinar el valor real o justo de un activo. Para ello, aplican métodos cuantitativos para la valuación de una empresa y cualitativos para la valuación de sus ventajas comparativas, management, estrategia en factores ASG, marca, participación de mercado, entre otras variables claves del negocio. De esta forma, se determina si la cotización del activo en el mercado está cara, barata o es justa.

Por su parte, al inversor que busca realizar inversiones en FCI o en ETF, delega en profesionales altamente calificados la elección de los activos en los cuales se va a invertir. Este tipo de inversores participa, en general, de un portafolio muy diversificado, conformado por muchos valores negociables, razón por la cual el rendimiento tiende a normalizarse, ya que los retornos negativos de unos activos se compensan con los positivos de otros.

Muchos FCI o ETF tienden a replicar la evolución de determinados índices bursátiles representativos de ciertos sectores o mercados, por lo que en buena medida los inversores en valor pueden elegirlos evaluando cuestiones micro y/o macroeconómicas.

 

Beneficios

Muchas veces se ha dicho que a mayor riesgo mayor beneficio potencial, en este sentido, los traders buscan ganarle al mercado al arriesgar mucho en activos de alta volatilidad y encuentran su beneficio a través de la suba y baja de precios de los activos en un período corto de tiempo.

Es importante tener en cuenta que así como se puede ganar mucho dinero, también se puede perder todo, es decir, para hacer trading hay que estar dispuestos a perder dinero.

Además, sin automatización, implica mucho tiempo de dedicación, ya que es necesario seguir minuto a minuto la dinámica del mercado, para elegir cuándo comprar o vender.

En el caso de los inversores en valor, el beneficio vendrá del crecimiento de la empresa o del reparto de dividendos. El inversor suele estar dispuesto a tolerar las fluctuaciones de precios del mercado, ya que está apostando al largo plazo.

 

Costos

Este punto se refiere a cuál es el costo de operar en el mercado, es decir, por un lado, los impuestos y por el otro las comisiones que se deben pagar.

El trader realiza varias operaciones en poco tiempo, por lo cual hay que tener en cuenta las comisiones que se aplican a cada una de ellas.

El inversor en valor también tiene dichos costos, pero en diferentes tiempos; primero asume una comisión por la compra del activo, pero como son operaciones a largo plazo, la comisión de venta se difiere hasta la liquidación de su inversión. El tratamiento impositivo debemos consultarlo con un profesional.

 

Artículo escrito por Balanz University

Artículos relacionados


¿Sabés que tipo de inversor sos?

Conocelo realizando el test del inversor y accedé a la cartera de instrumentos recomendada para tu  perfil.

Cambiá tu forma de ahorrar

© 2022 Balanz Todos los derechos reservados.