Investment Ideas

El gran avance de los Vehículos Autónomos

Mail-iconWhatsapp-iconLinkedin-icon

La movilidad del futuro abarca un amplio ecosistema de sectores que se beneficiarán con la producción y el éxito de los vehículos autónomos.

Comprender que es lo que está pasando en el mundo es vital para poder invertir de manera inteligente. Identificar las temáticas que serán protagonistas en los años venideros, nos dará una ventaja competitiva en cuanto al racional de inversión aplicado.

Estamos seguros que una de las temáticas que modificará radicalmente el modo en él que vive la humanidad, es la implementación de los autos autónomos.

Estamos recién comenzando a experimentar el inicio de una revolución digital dentro de la industria automovilística. La misma se inició hace algunos años con la electrificación de los vehículos y culminará con la automatización completa de los mismos en un futuro cercano.



¿Cuándo llegarán los vehículos autónomos?

Se proyecta que para el año 2040, el 57% de las ventas de nuevos autos y un 30% de la flota a nivel mundial corresponderán a autos eléctricos.

Actualmente, muchos países han anunciado que prohibirán la venta de nuevos vehículos impulsados por motores diésel y de gasolina. Puntalmente Reino Unido y Holanda lo harán en 2030, Alemania en 2035, Canadá y Francia en 2040.

La administración de Biden, anunció un plan de infraestructura que destinó 174 mil millones de dólares para la promoción de vehículos eléctricos, incluida la posibilidad de invertir en estaciones de carga y ofrecer reembolsos a los consumidores por la adquisición de este tipo de vehículos fabricados en EE.UU.

Continuando con las proyecciones y adentrándonos ahora en la temática en cuestión, se espera que para el año 2030, 1 de cada 10 autos a nivel global sean autónomos.


¿Cómo funciona un vehículo autónomo?

Los vehículos autónomos son vehículos eléctricos que están dotados de tecnología capaz de imitar las capacidades humanas de manejo y control, percibiendo su entorno y actuando en consecuencia. Podrán transportarnos de un destino a otro, sin necesidad de que en ningún momento tomemos el volante.

Los vehículos autónomos tienen una gran ventaja sobre las personas, pueden procesar muchísima más información en cuestión de segundos y jamás se cansan ni se distraen. En consecuencia, pueden reaccionar ante imprevistos mucho mejor y más rápido que nosotros.

Su principal beneficio y contribución a la humanidad será la potencial disminución de accidentes de tránsito por errores de personas al volante. Actualmente hay 1.35 millones de muertes anuales en todo el mundo debido a accidentes de tránsito. Un 94% de los accidentes automovilísticos en EEUU son producto de un error humano. La compañía Intel (INTC), jugador clave en el desarrollo de esta tecnología, predice que entre 2035 y 2045 los vehículos autónomos podrían salvar 600.000 vidas.

China anunció que mantendrá hasta el año 2022 subsidios para quienes adquieran vehículos eléctricos y tiene proyectado que los mismos representarán el 50% de las ventas globales de para el 2025.



¿Qué industrias se beneficiarán con esta innovación?

Son muchos los sectores que se beneficiarán de esta innovación, ya que existe un gran ecosistema que posibilita la producción y el éxito de la misma. Desde los fabricantes de los vehículos, productores de componentes (sensores, sistemas de navegación, radares), productores de semiconductores y placas gráficas hasta desarrolladores de softwares de inteligencia artificial, ciberseguridad y servicios en la nube.





¿Cómo sacar provecho en la Bolsa de este innovador mercado?

Encontrar valor en compañías involucradas en el ecosistema mencionado nos permitirá tener una buena exposición y ser parte de una revolución sin precedentes.

Dentro del universo de CEDEARs podemos encontrar distintas compañías en las cuales podemos invertir para sacar provecho de los beneficios que traerá consigo está temática.

En cuanto a lo que serían fabricantes de automóviles, podemos encontrar compañías como Tesla (TSLA) o Toyota (TM). Tesla es una de las compañías referentes que no podemos dejar de lado cuando hablamos de autos eléctricos. Es una compañía que ha entregado increíbles rendimientos en el último tiempo y es muy probable que continúe siendo un actor clave en los próximos años. La segunda, Toyota, es una empresa líder a nivel mundial en el mercado de vehículos en general. Ha sido pionera en la comercialización de vehículos impulsados por energías alternativas como es el caso de su modelo Prius, el auto hibrido más vendido en todo el mundo. Adicionalmente, ya incursionando en el desarrollo de prototipos de conducción autónoma mostrando ciertos casos de éxito.

Sin ir directamente a los fabricantes, una manera inteligente de invertir es hacerlo a través de compañías involucradas en el resto del ecosistema que mencionamos previamente.

Dentro de los desarrolladores de inteligencia artificial que aplican la tecnología de deep learning para alimentar los algoritmos de los software de conducción autónoma podemos encontrar a Alphabet (GOOGL), que fue uno de los pioneros en el sector. En 2009 arrancó con Waymo, su proyecto de vehículo autónomo. Su software está diseñado con la seguridad como punto central y ya lleva recorridos millones de kilómetros en calles reales. Sus vehículos autónomos se encuentran en fase 4, aun son monitoreados vía cámaras.

Un software de conducción autónoma, recolecta grandes cantidades de datos al conducir por las calles de distintas ciudades. Implementan el deep learning para acelerar el proceso de identificar millones de objetos que uno puede ver mientras maneja (otros autos, bicicletas, personas, zonas en construcción, etc.) para luego aprender a reaccionar ante cada uno de estos objetos.

Para lograr la tarea previamente mencionada, dichos softwares utilizan placas gráficas o unidades de procesamiento gráfico (GPU). Nvidia (NVDA) es la compañía líder en la producción de dichos procesadores. Es una compañía con presencia en prácticamente todas las nuevas tecnologías y particularmente con una interesante exposición en el sector automotriz. En 2021, la compañía anunció el lanzamiento de su nuevo procesador para vehículos autónomos denominado NVIDIA DRIVE Atlan. El mismo entregará más de 1.000 billones de operaciones por segundo. Fusionará la inteligencia artificial y el software con lo último en informática, redes y seguridad para lograr niveles de rendimiento y seguridad nunca antes vistos.

Recomendamos posicionarse a través de CEDEARS en todas las compañías mencionadas, sostenemos que hay fundamentos y proyecciones que son más que suficientes para respaldar su racional de inversión.

Para aquellos clientes que quieran tener una exposición equilibrada en la temática mencionada, recomendamos lo hagan a través de nuestro PACK de CEDEARS: Vehículos Autónomos. El mismo es un portafolio diseñado por nuestros especialistas y compuesto por 4 CEDEARS: Tesla, Nvidia, Toyota y Alphabet.

Si aún no tenés cuenta en Balanz, abrila de forma 100% digital, simple, rápida y segura en menos de 24hs. Una vez abierta, transferí desde tu cuenta bancaria a tu cuenta comitente en Balanz el monto que deseas invertir. Después simplemente, ingresá a tu cuenta y desde la sección Investment Ideas seleccioná el Pack de CEDEARS Vehículos Autónomos.

Artículo escrito por Nicolas Lo Valvo

El destinatario deberá evaluar por sí mismo la conveniencia de la inversión en los presentes valores negociables. Balanz Capital Valores S.A.U. no brinda garantías ni asegura rentabilidades ni resultados de los presentes valores negociables. Para mayor información, contáctese con nuestros asesores.

Cambiá tu forma
de ahorrar

© 2022 Balanz Todos los derechos reservados.